• portada1

¿Se os ha atascado el fregadero?

Alguna vez que otra nos ha pasado. Ya sabéis que, cuando fregamos los platos las sobras caen dentro del fregadero o incluso cuando se vierte aceite, además de contaminar, estos se pegan en las tuberías y taponan la salida del agua.

A continuación os daremos consejos para evitar que vuestras tuberías se atasquen y la solución para desatascar.

Lo que debes saber:

1. No tirar comida en el fregadero, ya que se puede acumular en la tubería y producir taponamiento. Para evitar esto, poner un tapón con agujeros pequeños para que no se cuelen la sobra de las comidas.

2. No tirar el aceite por el fregadero porque crea una capa adherente en la pared de la tubería, donde se podrán ir pegando las sobras de las comidas y causar taponamiento o olor.

3. Cuando usamos jabones para lavar y hacen espumas, estos se crean residuos. Para limpiar esos residuos, verter agua caliente con sal en el sumidero.

4. El vinagre es otro método para limpiar las tuberías e incluso eliminar la cal, abrillantar suelos y cristales.

Solución:

1. El clásico “chupón” o desatascador de goma.

2. Si no se tiene productos para desatascar las tuberías, se puede utilizar sales de frutas o levadura química, bicarbonato y vinagre.

Primero que tienes que hacer es hervir una olla con agua con sal. Para proceder a desatascar el desagüe, es conveniente limpiar el fregadero. Una vez limpiado, verter sales de frutas o levadura química o bicarbonato en el sumidero. Cuando lo hayas hecho, a continuación verter por encima el vinagre. Empezará a hacer burbujas, ayudará a quitar todo lo pegado en las paredes del desagüe, déjalo actuar 15 minutos. Una vez hervido el agua, echarlo por el desagüe para que se limpie y se despeje.

3. Alambre semirrígido para introducir en la cañería. lo que intentamos es movilizar lo que esté atascando el tubo, así que habrá que introducir el alambre e ir sacando y empujar los residuos que notemos que está atascada. Puedes retirar el sifón entero si quieres estar más cerca del atasco.

Calentador a gas o termo eléctrico. ¿Con cuál me quedo?

Se acerca el invierno y el agua caliente no puede faltar en casa. Muchos se han preguntado qué clase de calentador es mejor para su hogar. La elección dependerá de las ventajas e inconvenientes de cada sistema a las necesidades de cada uno. Veamos cuales son las que te conviene:

Termo eléctrico

Es un sistema sencillo, consta de un estanque de agua (50-100 Litros) y con una resistencia eléctrica que se encarga de calentar el agua. La resistencia eléctrica tiene un sistema para que el termo eléctrico mantenga agua caliente, una vez que el agua esté caliente se apaga y vuelve a encenderse cuando el agua se enfría.

Su uso es rápido, es decir tarda muy poco o nada en tener agua caliente y con la capacidad de que se duchen varias personas seguidas.

Ventajas

La temperatura del agua es duradero

No hace falta instalación de gas

Su uso es rápido, el agua sale caliente nada más abrir el grifo

Funciona para cualquier caudal de agua.

Inconvenientes

Ocupa un espacio específico

Cuando se acaba el agua caliente, tarda en volver a calentarla

La electricidad no es económica

Si el tanque se estropea, puede inundar el lugar donde tengas instalado el termo.

Calentador a gas

Calienta el agua en el momento que vayas a usarlo, aún ésta, se toma tiempo en salir agua caliente del grifo.

El funcionamiento consiste en que el agua pasa por tubos por encima de una serie de fogones que se encargan de calentarla. Estos fuegos se encienden solamente cuando se abre el grifo del agua caliente y ésta empieza a circular.

Ventajas

La cantidad de agua caliente es ilimitada

El gas el más económico que la electricidad

Inconvenientes

La temperatura del agua puede variar repentinamente

El agua tarda en salir caliente

Requiere un cantidad mínima de agua para funcionar

La instalación necesita más revisiones

El gas y su combustión son potencialmente más peligroso

Si usas butano y no gas natural, hay que estar atento de tener bombonas de recambio

Conclusiones

La decisión a la hora de escoger un calentador o un termo eléctrico dependen primariamente del uso que se le vaya a dar.

Hay muchas opiniones, pero…, una casa donde vivan dos o tres personas, un termo eléctrico mediano es suficiente a no ser que les gusten pasar mucho tiempo bajo el agua o gasten mucha agua fregando.

Sin embargo, una pareja con hijos, el calentador a gas se vuelve prácticamente necesario salvo para aquellos que sepan organizarse bien que se laven todo el momento.

Bienvenido a nuestra nueva web

Un nuevo espacio donde podrás conocernos mejor a nosotros, a nuestro entorno, y ver todas las noticias relacionadas con el Grupo Rosan. Porque queremos estar más cerca de vosotros y compartir nuestras inquietudes con vosotros.